Publicado en Apuntes de aprendiz

Un retorno con fuerza


Hola, luego de todos estos meses 🙂

Va un breve párrafo de justificación: el silencio desde el 8 de mayo de 2012 se debió a que asumí un nuevo desafío laboral, a que tuve una lesión de rodilla a mediados del año pasado [que derivó en cirugía y largos meses de fisioterapia], a que tuve que dedicar lo que me quedaba de tiempo libre para escribir artículos correspondientes a compromisos, y les soy más sincera: el silencio se debió también al cansancio.

Pero este espacio nuestro nunca salió de mi mente. Hay esbozos de posts en mi cabeza, en mi diario, en la libretita roja de ideas que me acompaña a todos lados, en la sección de notas de mi celular, en e-mails que me enviaba a mí misma. Sólo que me los reservé, los callé para más adelante.

Hay tanto por contar. Espero dosificarlo a lo largo del año.

Pero no podía faltar un apunte de aprendiz para la nueva pizarra: el silencio es la ausencia de ruido, es la abstención de hablar, es la pausa musical que permite ganar fuerza.

El silencio es la interrupción del movimiento, de la agitación, es ese intérvalo utilizado para renovarse, es el time-out basquetero para recuperar el aire.

Les cuento que el domingo me senté en medio de un arroyo. El agua me llegaba hasta el cuello, estaba fría, lo que me hizo sentir tan viva. No sentí prisa, de hecho, mi reloj digital [que supuestamente era a prueba de agua] se me descompuso. Y en enero, luego de años [no sé cuántos], contemplé el atardecer desde un río. Mi punto es que estas cosas no se hacen en el frenetismo.

Realmente tenía la mente saturada, necesitaba despejarla de la cantidad de “nubes”. Me tomé un tiempo fuera, medio forzoso, pero créanme que me ayudó. Estoy en pleno proceso de reingeniería personal y es lo más emocionante que me pasó en mucho tiempo. Claro que me inquietaba el hecho de ver empolvado el blog, pero no quise hacer ruido por hacerlo nomás. No quise hablar por hablar nomás. Hay mucha parlotería dando vueltas por ahí y yo respeto en sobremanera el tiempo que ustedes invierten en leer un espacio como éste.

Así que, luego de 10 meses rompo el silencio porque me siento lista para un aumento gradual del sonido. Es tiempo para un crescendo del blog y un retorno con fuerza.

Anuncios

7 comentarios sobre “Un retorno con fuerza

  1. =D que grandeeeee!! sabía que esto iba a volver =) abrazo renovador Naruu! este año Dios te va a enseñar muchísimo más y a nosotros a través de vos, con tu estilo único que da en el clavo de las situaciones.. Gracias por volver =’)

  2. Buen dìa! Naru, que bueno tenerte de vuelta!
    Què bendiciòn empezar el dìa leyendo la frescura que tienes gracias a este tiempo de silencio que has tenido, GRACIAS! por darnos un respiro de nuevo con tus escritos, que tengas un bendecido dìa y BIENVENIDA AL BULLICIO! Saludos 🙂

  3. No sé porque, y no sé si viene al caso… pero me acorde de esta frase “I’m not giving up , I’m just starting over…”. Me alegra que vuelvas! (Aunque yo realmente tengo el honor de verte en la versión 1.0.), verte aquí es genial!
    Yo sigo a mitad de camino… pero disfrutando del paisaje, cada atardecer es un regalo… es como hablar con Dios.
    Chaucito…
    Te quiero!

  4. El que espera desespera dice el dicho. Pero a veces es bueno desesperar. como es bueno desear escribir sin escribir. Es como contaste, morirse de frío en un arroyo hasta el cuello, no pinta bien, pero te hace sentir vivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s