Publicado en Apuntes de aprendiz

No quiero mi cachete en la ventana


Qué semanas más intensas e históricas viví en mayo y lo que va de junio. Primero estar en la organización del Encuentro Paraguay Joven, que marcó un hito tras reunir a 500 jóvenes agentes de cambio de lo largo y ancho del país:

Luego otro hito, esta vez deportivo: lograr campeonato invicto con el Club Olimpia en el torneo Top 5 femenino de básquetbol de Primera División [16 partidos sin perder].

En ambos casos, hubo MESES de trabajo arduo, hubo pequeñas y grandes victorias así como circunstancias desalentadoras, pero que no impidieron el avance a la meta. Hubo riesgos, sí. ¿Dolor? Sí. ¿Lágrimas?, sí. ¿Temor? Sí. ¿Críticas?, al orden del día. Pero también hubo pasión, hubo impacto, hubo resiliencia, hubo valentía, hubo excelencia, hubo récords, hubo historia.

Pienso en voz alta: cada día quiero ver una necesidad e inquietarme para accionar. Quiero plantar una semilla. Quiero correr la carrera. Quiero ser leona y no cordero, quiero pelear por aquello que vale la pena. Quiero invertir mis horas en el bienestar de mi país y de mi gente. Quiero desgastarme por una buena causa. Quiero sumar ladrillos a la arquitectura de ese imaginario|país que anhelamos.

Lo que no quiero es encontrarme con el cachete pegado a la ventana, mirando como afuera suceden las cosas. No quiero estar en la gradería criticando, dando órdenes, silbando, quejándome, tirando tomates, rezongando o incluso, bostezando. DE ESOS, SOBRAN.

Hasta parece romántico e idealista plantearlo de esta manera [y el papel lo aguanta todo], pero sepan que sé lo que cuesta pagar el precio por un sueño. Estos tiempos difíciles inducen a que nuestra audacia primigenia se apague. Pero es ahora, más que nunca, cuando necesitamos estar henchidos de ella.

La verdad es ésta: Nos urge cruzar la línea.

Y reciban de mi parte un estruendoso redoooooooble de tambores todos aquellos que dan un paso más allá de la línea trazada. De ellos se acuerda la historia. No de los neutros ni de los criticones.

Un abrazo fuerte,

Naru

 

Anuncios

4 comentarios sobre “No quiero mi cachete en la ventana

  1. que esto inspira es poco!! se me humedecieron los ojitos jajaja.. Naru cuando sea grande quiero ser como vos, es todo lo que puedo decir =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s