Publicado en Apuntes de aprendiz

Barrer huesos y construir arcas


¿Cómo pasaron Navidad? Espero que bien. Recuerden que estas fechas festivas son ambivalentes porque para algunos es sinónimo de felicidad y para otros de nostalgia. Hace un año exactamente yo recibía las 12 en un sanatorio, acompañando a un ser querido. Después de eso tu perspectiva de la Navidad nunca vuelve a ser la misma, es como ver a la luna en toda su plenitud: su lado luminoso y su lado oscuro. Pero hay un sol que brinda su calidez cada año: el gozo por el milagro de un Dios Todopoderoso, e inmensurable, que se hizo un diminuto cigoto por amor a nosotros.

Ahora, queda una fecha más: Año Nuevo. Se va el 2010 y quedan huesos de sueños que barrer, como diría Doña Josefina Plá. Y sí, hay algunos que recibieron muy malas noticias este año, lastimosamente. Hubo gente amada que despedir [temporalmente, o para siempre]; hubo familias que se separaron; otros soportaron diagnósticos de enfermedades graves; otros no ingresaron tras largos periodos de estudio; a otros les rompieron el corazón; otros sobrellevaron stress y cansancio gran parte del año. Sí… son huesos de sueños que barrer. Son años de acíbar difíciles de tragar, donde no hay atajos para llegar más rápido al calendario siguiente. Hay que pasar únicamente “por el valle de sombra y de muerte” del que habla el Salmo 23. En medio del proceso surge la pregunta ¿así será mi año? ¿No hay enmiendas, ni fe de erratas?

Por otro lado, hay quienes tuvieron un año memorable, el mejor de todos. Fue el año en el que dieron el “Sí, acepto” al amor de sus vidas; o recibieron la confirmación del “Fuiste aceptado para la beca…” o “La editorial decidió publicar tu libro”; o finalmente el test dio rosadito y la ecografía lo respalda “Sí, están embarazados”; o los sorprendieron con el “Te vamos a ascender y aumentar el sueldo” 😉

Hay un tercer grupo, quienes tuvieron un mix de buenas y malas noticias y están indecisos en cómo catalogar a su año.  Allí aparecen dos típicas palabras, “balance y evaluación”. Y es de sabios analizar los avances y retrocesos; las pérdidas y las ganancias; los crecimientos y los estancamientos.

Creo haberlo mencionado en algún post: mucho más allá de los logros y de los fracasos, evaluemos ¿EN QUIÉNES NOS HEMOS CONVERTIDO? ¿Nos ha dejado el 2010 como mejores personas?

Una vez que hayamos respondido esa pregunta, queda un imperativo más:

DEJAR DE MIRAR ATRÁS

Sí. Este año ya se va,  ya se fue. Se inaugura el capítulo 2011 en la historia de nuestras vidas. Hay cientos de páginas en blanco. Múltiples situaciones en potencia. Cuantiosos “regalos” del cielo no abiertos aún. Personas clave por conocer. Roles desafiantes por desempeñar. Riesgos a la espera. Lágrimas todavía dormidas. Risas aguardando a ser desatadas. Oraciones no verbalizadas. Sueños por concretarse. Lugares inimaginables a ser pisados. Viajes que saldrán.

Como Noé, por fe construyan un arca en plena tierra y verán la mano de Dios obrar.

A barrer huesos de sueños inconclusos en el 2010, y a construir el arca de la promesa en el 2011. Porque, créanme, van a llover malas noticias. Pero después… después siempre saldrá el arcoiris de las buenas nuevas.

Anuncios

5 comentarios sobre “Barrer huesos y construir arcas

  1. creo q en parte tambien depende de cada uno ver en que grupo se cataloga, porque por fuera la gente puede decir que no me paso nada tan grave, ni nada taaan bueno.. pero para mi fue un año como ninguno!!! ingrese en la facu, conoci gente buenisiisima y nació mi sobrino.. por otro lado, extrañe mucha gente, perdi contacto con otras, hubieron momentos dificiles..pero a traves de ellos pude ver la mano de Dios.
    Y como decis Naru, resta ver en que clase de personas nos convertimos.. solo se que en una mucho mejor que el año anterior.. BUEN 2011 A TODOS!!

  2. qué buen comentario, Majo. A veces hasta tenemos un año casi bipolar, ¿cierto? Pero con todo lo que vivimos nos vamos transformando, con expectativa, en alguien mejor. Buen 2011 para vos también.

  3. Naru!!! tan bueno es todo lo que escribis! quizas siempre te dicen eso pero jamas esta demas volver a recordartelo! creo que para mi Se va el 2010 y quedan huesos de sueños que barrer!!! Pero después…estoy mas q segura que despues siempre saldrá el arcoiris de las buenas nuevas=) gracias por tanto!!! me animas enserio!

  4. Todos los años tenemos sueños que quedan sin realizarse, pero pienso que no hay que desanimarse por eso, que termine el año no significa que haya que frustrarse, quizás la sorpresa o cumplimiento viene a principio de año! Me encanta pensar así porque rindo en febrero!!! jajaja! Lo cierto es que personalmente me propuse algunas cosas que no logré, pero muchas que sí logré con la ayuda, provisión y fidelidad de Dios. Lo que hice fue volver a escribir en una hoja con mis metas del año esas que el año pasado no se concretaron. Las metas que dependen de mi esfuerzo para lograrlas no tienen margen de espera… pero las que dependen de la soberanía de Dios tienen tooodo el tiempo que él crea necesario, porque él nunca llega tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s