Publicado en Iglesia emergente

En reparación


Cuando hablamos de desperfectos casi siempre lo acompañamos con la palabra “técnicos”. Y los definimos como aquellos daños que impiden el correcto funcionamiento de las cosas. Pero, ¿será que existen también averías en las personas?

Y sí. Díganme, ¿quién no sufre de un defecto o falla de carácter que desvirtúa y deslustra quien es? No hace hace falta que otros nos muestren nuestro dark side, nosotros mismos lo identificamos. Se vuelve bastante evidente LUEGO de que lanzamos la palabra hiriente, LUEGO de la levantada de ceja, LUEGO de  la indiferencia pre-meditada, LUEGO del silencio-castigo, LUEGO de la erupción del “volcán”, LUEGO de la impaciencia, LUEGO del juicio, LUEGO  del orgullo reacio a pedir perdón, LUEGO de la falta de gracia, LUEGO de las decisiones equivocadas, LUEGO de las reacciones inmaduras… LUEGO…

La mayoría tiende a actuar de alguna u otra manera porque su temperamento desde el nacimiento los determinó así. “Caracterciiiito tiene, eh?”, solemos comentar sobre alguien. Mi pregunta es… ¿quién no? ¿Qué ser humano se puede jactar de ser perfecto, sin pecado? Perfecto sólo hay uno: Dios. Por eso lo necesito, por eso lo admiro, por eso lo sigo, por eso procuro imitarlo. Porque él tiene las respuestas, él creó el estado ideal de todo y me muestra el camino a la transformación, para arreglar lo que se rompió en mí desde el día en que nací.

Si tan sólo pudiésemos apretar un botón o ajustar una tuerca y solucionarlo. Pero esto de mejorar como personas no es mecánico. Es procesual, lento y volitivo. Es como el oro que pasa por el fuego para que las impurezas sean desprendidas. Requiere de que nos asinceremos, de que nos miremos desde afuera, de que aceptemos críticas constructivas, de que escuchemos, de que anhelemos metamorfosearnos en algo mejor. Necesitamos una buena dosis de inconformismo también. De sacudirnos del mito “así nací y así moriré”. Necesitamos romper esa camisa de fuerza del determinismo.

No se imaginan las veces que me mordí la lengua, que “conté hasta 10”, que tragué mi orgullo, que respiré profundo y ejercité la paciencia. Y no se imaginan las veces que no lo hice 😦

Lo que me consuela es que, a pesar de que estoy averiada, la gracia de Dios sigue obrando en mí. Philip Yancey no pudo describirlo de mejor manera: “No hay nada que podamos hacer para que Dios nos ame más. No hay nada que podamos hacer para que Dios nos ame menos”. W-o-w. Él ya nos ama “así tal cual”. Pero, nos ama tanto que no quiere dejarnos así, sino que quiere que seamos la mejor versión posible de nosotros mismos. Y entonces empieza su obra redentora.

Mientras tanto,

Estoy en reparación

 

Anuncios

3 comentarios sobre “En reparación

  1. y si perooooooo.. hay gente mas averiada que otra jajaja.. justamente la vez pasada estaba viendo una predica de Dante Gebel que hablaba sobre esto, o sea dijo que muchas veces las personas son “adictas” a ciertos pensamientos que no les deja cambiar.. el famoso “mi mamá luego era asi”, “ya es tarde para cambiar”, o en mi caso (mas estúpida mi excusa) “ya no voy a ser yo si cambio” … sí se pueden reír si quieren.. re cegada que no me daba cuenta que ese era el tema, tenia q ser mas como Dios y menos como yo..
    Una vez mas en el clavo le das a las cosas Naru.. segui escribiendo!

  2. jajaja ay amiga… muy muy bueno! esto me hizo acordar a nuestras últimas conversaciones! jajajaja cuando nos damos cuenta que somos de repente totalmente anti-ya sabes quien… (una persona muuuuy buena)

  3. Vivi te quiero decir que le estiraste a Naru al frente, a lado tuyo jajaja mentira! Todos somos anti-alguien ese es el tema.
    Naru vos arqueas la ceja cuando te concentras..jajaja
    Es excelente que escribas de tus aprendizajes=) Nos animas a todos a continuar, mejorarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s