Publicado en Apuntes de aprendiz

Cómo reponerse


Hoy no escribo para todos. Lo hago sólo para aquellos que están por renunciar a sus sueños. Me dirijo a ellos porque quiero transmitirles un mensaje:

¿Cómo pedirle a una persona que siga soñando cuando siente que su vida no resultó como la planeaba? ¿Cómo exigirle que se reponga cuando ha sufrido un serio revés?, ¿cómo alentar a quien siente que está no sólo en un Plan B, sino en un Plan C, D, F… Z?

Cuesta seguir cuando algo valioso se te es arrebatado [como le pasó recientemente a varios amigos y conocidos basketbolistas que se rompieron la rodilla en sus mejores niveles deportivos]. Aparte de los ligamentos, algo también se quiebra adentro y aparentemente nada lo puede reparar. No es una frase-fórmula solucionadora que alguien te repite lo que te levanta el ánimo, no es el pasar del tiempo, no es el “ponerle ganas.”

Hay un pasaje de la Biblia que me resulta muy profundo, no es muy difundido, no es leído con frecuencia, pero encierra una verdad conmovedora. Está en Jueces 16:22 y dice: “Y el cabello de su cabeza comenzó a crecer, después que fue rapado.” Se trata del famoso Sansón, a quien Dios dotó de una fuerza sobrenatural, por medio de su larga cabellera. Pero ahora está en su peor momento. Está ciego, rapado, en la cárcel, atado con cadenas, moliendo (por orden de los filisteos), con los sueños rotos y las fuerzas desvanecidas.

Sin disfrazar a este héroe, imaginémoslo así de vulnerable, sollozando, débil y sin esperanza. ¿No pasamos todos por eso? ¿No estuvimos alguna vez con la visión distorsionada por el dolor, sin fuerzas, con la impresión de que “todo está dicho y ya no hay nada que hacer”? Sansón también lo sintió. Pero he aquí el consuelo: que en medio del dolor… su cabello empezó a crecer. Y cuando lo hizo, tuvo el doble de fuerza que antes.

De esta historia se aprende a no renunciar. A no mirar atrás. A no dejar de intentarlo. No importa la edad que tengas, o el problema gigante que enfrentes. No sueltes tus sueños, están puestos ahí por tu Creador y diseñador. Todas las cosas trabajan JUNTAS para bien. Ahora quizás no entiendas, pero algún día lo vas a saber. Dios te da eso que necesitás para seguir.

“Y el cabello de su cabeza comenzó a crecer…”

El tuyo lo hará también.

Anuncios

4 comentarios sobre “Cómo reponerse

  1. Me vi reflejada en tu post Naru, sabes los motivos…y lo hiciste a mi medida jejejeje. Verdaderamente es una lucha constante, diaria..Y DUELE demasiado, mas aun xq esas heridas del pasado q no queremos mirar siguen abiertas, es como decir q son casi incurables..Y en mi caso en verdad conservo la Fe, la esperanza en mi Dios, q el sabe xq de estas espinas en mi vida, pero tb de esas mismas espinas aprendi y sigo aprendiendo..De nuevo gracias amiga por estas palabras! Reconfortantes en verdad!! 🙂

  2. Naruu excelente una vez más.. siempre atinando a todo!.. soy una de esas personas y hoy puedo decir que nada está acabado.. sólo etapas en las que debemos aprender a confiar mas en Dios, y el nos da las fuerzas para seguir.. no es fácil.. pero se puede.. solo confía.. …Bastate mi gracia porque mi poder ser perfecciona en tu debilidad..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s